martes, 26 de mayo de 2009

Enojados


Hay gente que anda enojada. Por si acaso. Sin que medie un motivo. Se van enojando por precaución. Y se mandan armados con toda la contrariedad de la que son capaces. Suelen introducir relatando todas las cosas que los indignan, anécdotas de lo mal que les fue cuando los atendieron en otro consultorio. Pero qué se creen, que yo soy tonta, que me van a engañar. A mi me cambiaron el audífono, yo me dí cuenta. Y encima me querían cobrar.

Lo mejor es responderles con una sonrisa. Siempre. Indeclinable. Eso los paraliza. Como a los vampiros un crucifijo o un diente de ajo.

Lo peor que les puede pasar es recibir un abrazo en respuesta. Los desorienta de tal manera que pierden su centro. No saben actuar si no están enojados. Y para eso necesitan un cómplice: el otro, su interlocutor.

Hace un mes que estoy atendiendo a una enojada indomable.

Protesta desde que entra: porque el portero eléctrico, porque el turno, porque el remise que la trajo, pero fijese, esto no puede ser. La escucho que habla con mi secretaria quien le da la razón en todo, por las dudas.

Cuando la hago pasar trae el ceño fruncido, los hombros contraídos y pisa fuerte, luchando contra el enemigo.

La recibo siempre con la mejor de mis sonrisas, como si me diera una alegría enorme verla. Y le hago comentarios positivos y verdaderos, en lo posible:

- Que bien le queda ese color!! ( siempre está muy prolija vestida y con buen gusto)

o

- Que lindo que tiene el pelo hoy! fue a la peluqueria?

- SI, SI, A MI ME GUSTA ESE COLOR responde con tono agrio. NO, NO VOY JAMÁS A LA PELUQUERIA...

- Que suerte tiene Roberta, es espectacular no tener que ir nunca a la peluquería. Y después: La veo con los audífonos puestos, me parece muy bien!

- PARÁ, PARÁ (Lo que quiere decir: cortála con tu optimismo y volvé a la tierra nenita, donde las cosas son más jodidas de lo que vos crees)

- ESTA PIOLA QUE SE SALE PARA FUERA ES UN HORROR! COMO SE LES OCURRE PONERLE ESA PIOLA TAN LARGA? UN HORROR MHIJA UN HORROR!!

- Ah! es para que pueda encontrarla más facil y sacar el audífono. Pero la podemos acortar si prefiere.

- Y SI!! ADEMAS, TODAS ESTAS CAJAS, ESTOS ESTUCHES QUE ME DIERON, PARA QUÉ LOS QUIERO??

- Tiene un estuche para cada audífono pero puede poner los dos juntos en uno, no hay problema ( siempre sonriendo)

- Y SI, IMAGINATE SI VOY A GUARDAR TODA ESTA PORQUERIA!! YO TIRO TODO. ME LO TIRÁS?

- Pero sí Roberta!! y tiro al tacho todo lo que le resulta de más.

- Cómo está oyendo Roberta? , porque eso es lo más importante , pregunto en un acto de valentía solo comparable a la de un soldado de caballería de primera línea.

- BIEN, CLARO. BIEN dice muy a pesar suyo y yo me siento tan victoriosa que la sonrisa me sale sincera y gigante. Casi casi me dan ganas de abrazarla. Pero me freno para no excederme en divinez, sería una jugada perdida. Entonces, en un último acto de arrojo pregunto:

- Hay algo que quiera corregir?

- QUIERO QUE ME ACORTEN ESTE PIOLIN ESPANTOSO QUE ES MUY LARGO

Listo, la tengo acorralada, volvió al primer argumento, no tiene más armas.

3 comentarios:

Morkelik dijo...

tolenti lo de la sonrisa y los buenos comentarios no falla. mi ex terapeuta los llamaba "caricias". si alguien te tira mala onda, dale una caricia y lo descolocas. es asi!
pero que paciencia no? hay personas que nos ponen a prueba! besos

Anónimo dijo...

Si!!! es todo un apostolado y un ejercicio de streching del alma!!!A mi me pasa igual con los pacientes que usan protesis ... no se bancan ellos mismos !!! pero que garròn tratarlos...

Turca dijo...

Absolutamente heroico y loable lo tuyo!
En otras vidas, debés haber sido tan, pero tan guacha, vos!
Jajajajaaaaaaaaa!
Besossssssssssssss.