viernes, 7 de agosto de 2009

Empequeñeciendo


Cuando la atendía pensaba que por lo general uno no se va de esta vida así, de golpe.

Se empieza a empequeñecer, hasta desaparecer.

Primero se forma una crisálida donde se meten

y no dejan entrar cosas nuevas. Guardan adentro todas las cosas

de todos los días. Las necesarias para los días que les resten

Y se encierran sin escuchar, aunque oigan.

Sin dar una mirada a lo que se les muestra,

aunque vean.

Y hablan. De sus pequeñas cosas. De la rodilla que les duele

Del frio que hace. De que feo es llegar a viejo. De que el audífono no les sirve

De que en la casa no lo usan porque para qué, para lo que hay que oir...

Todo el tiempo hablan. Y es inútil intentar un intercambio.

No escuchan.

Y se encierran en su punto de vista. En que el audifono anda mal porque "la pila hace ruido" y antes no hacía. Y no pueden salir de esa idea para tratar de entender lo que les explicamos, que cada año hay que cambiar el molde, que ahora entra aire y que no es que la pila hace ruido, es que acopla. La respuesta es que como la pila hace ruido ya no lo pueden usar.

Y cuentan detalles de su vida diaria, a veces hasta íntimos, que solo para ellos es relevante.

Y el círculo se va cerrando, cerrando, hasta hacerse un puntito

Y desaparecer

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Jaaaaaaaaa!!!! Que buen dibujo, representa exactamente lo que decís!!!!! cuanta verdad sobre la mayoría de los viejos!!!! es tal cual. Me encantó
Chu

Morkelik dijo...

a mi me gusto tu manera de contarlo y creo que es asi, pero me dio mucha tristeza. quizas porque vino a mi mente el recuerdo de mi abuela, en quien esto que describis fue mucho mas notorio. besos.

Anónimo dijo...

Nunca voy a usar audifono.
Manu

Anónimo dijo...

Impresionante !!! Nunca leí una descripción tan fehaciente de la desaparición. Me encantó lo del puntito. Muy buenoooo
Saulo

tolenti dijo...

Que bueno Chu y Saulo que les gusto tanto!
Morke: para no caer en esto hay que abolir las certezas.
Jaaaaaaaaa! Manu!! no pasa por usar audifono, algunos, aunque oigan, no escuchan y se encierran en sus preconceptos, reduciendose, hasta morir. Mueren antes de dejar de respirar.

estresha dijo...

No lo digo por esto,lo digo por el blog entero, por haber sido secretaria de el mejor consultorio en audiologia del pais!
Muchas veces soy yo la que no escucho, y cuanto mas vieja menos lo voy a hacer aunqeu oiga realmente, y si pierdo audicion?? y si me ponen un audifono? no no, no gracias, no quiero pasar por eso, jaaaaaaaaaaaaaa!!

rosariomarti dijo...

GENIAL GENIAL GENIAL !!!!!!! Que bueno Tolen! (y que increible la ilustracion que encontraste! Cómo me identifico!!!!!)
Uno de tus mejores posts!!!!!

tolenti dijo...

Ay Manu, como sabes que es el mejor si solo fuiste secretaria del mio? je je. Despues por suerte zafaste y te fuiste a cosas más divertidas. Te acordás cuando te queria mandar a estudiar audioprotesis a Canada? La pole! Vos anda practicando escuchar porque dejar de escuchar es lo peor. Oir un poco más o menos se soluciona con audifono, aunque no le tengas mucha fe.
Por suerte reapareciste por aca Ro!! como te extrañaba! A vos también te gusto tanto este post? que bueno! hacia tiempo que queria escribir algo sobre este tema. Y no de un paciente en particular, es un síntoma de dejarse ir.

Malen dijo...

Yo voy tomando nota de todo lo que no quiero hacer cuando envejezca, jeje.
Pensaba en mi abuelo que escuchaba perfectamente, pero se iba a otro mundo igual, mientras que mi abuela, que no oye, trata de pescar todo lo que se dice.
Me encantan siempre tus reflexiones!
Besos

GC es un grande dijo...

me emocione...

Anónimo dijo...

Si es tal cual termina siendo un monologo de a dos!!!
la ceguera no es tan invalidante como la sordera a nivel psicològico... por ahi puede estar alguna punta del hobillo... tal vez....besos!!! silvia Lp