martes, 18 de agosto de 2009

Pesares

Hoy fue día de pesares.



La mujer de Ernesto que es uno de mis pacientes preferidos, se está muriendo. Hoy o mañana se irá y dejará a Ernesto solo con su eterna juventud. Juventud que siempre sintió comparándose con los años de ella, 4 o 5 más que él. Los dos ya pasados los 80. En realidad ella ya se fué, hace días que perdió el conocimiento. Y él envejeció, ocupando su lugar.

Y yo extraño su empacada vitalidad, que me animaba a volar en aeroplano y me traía datos de donde hacer alas delta y hablábamos de libros.

Ojalá su mujer no se lo lleve con ella y nos lo preste por algunos años más. Ernesto es muy disfrutable. Tiene un pilón de hijos y nietos a los que quiere y admira. Y la vida siempre le pareció maravillosa.



Y Gigante, sí, el de Twins, está internado hace 5 días, en terapia intensiva. Muy complicado. También sin conocimiento. A dos de sus amigos los conozco, son mis pacientes, pero supongo que debe tener montones. Todos rezan, le envían sana energía y hacen fuerza para que salga. Me uno a ellos. Sus valores son tan inmensos como su cuerpote de gigante.

3 comentarios:

Malen dijo...

Qué triste Tolent! Un beso y un abrazo grande

Cory dijo...

Tristisimo. Rezare por ellos, por la señora de Ernesto, para que descanse, por Ernesto para que siga con esa vitalidad que mencionas y por Gigante, para que se recupere!

Anónimo dijo...

Dicen los contadores de historias que el Rey Salomon tenia en su anillo un grabado con esta frase " Esto tambien pasarà" y ante todo lo bueno y lo malo que le ocurria giraba su anillo y lo repetia .
Un abrazo!
Silvia