sábado, 26 de diciembre de 2009

Interpretación literal

Se iba a poner por primera vez un audífono intracanal. De esos que van todo dentro del oído y nada detrás del pabellón. La fonoaudióloga le había explicado y habían practicado en el momento en que se lo entregó.
Llegó a su casa y, para estar segura, leyó bien el manual de instrucciones antes de empezar a usarlo:
"Primero coloque la pila y luego introduzca el audífono dentro del oído. " Y miró bien el dibujito que había en el folleto.
Después tomó la pila SE LA METIÓ DENTRO DEL OÍDO y a continuación, el audífono.
No oía.
Cuando se dio cuenta del error fue al consultorio del otorrino para que le sacara la pila de adentro.

Esta historia es prestada. Me la pasó una fonoaudióloga, lectora del blog.
Gracias. Imperdible aporte.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pobre viejita!!!!
Chu

Morkelik dijo...

ay jajajaja soy de las que leen los manuales solo para confundirse mas, me senti muy identificada con esta señora!

Anónimo dijo...

me rio mucho con lo que escribis y tambien pienso en la paciencia que hay que tener con estos "viejitos" a nosotros tambien nos va a alcanzar la vejez.ROX

Cory dijo...

jajajaja. Los manuales deberian ser más claros.

Claudia Perez dijo...

Ahh,, pobre!!! jeje
Ustedes se toman todo el tiempo del mundo para explicarles, pero ellos no escuchan, están en su mundo.. je

Muy lindo tu blog. Me sacás una sonrisa con cada historia que contás!!

Muy buen año!!!
Besoss