jueves, 17 de julio de 2008

Pepe


A Pepe no lo atiendo yo. Pero estuve en el consultorio escuchando mientras lo atendía Ana. Imposible no escucharlo, por el volumen de su voz y por el contenido.

Toda esta conversación imagínensela a los gritos:


Ana: - Desde cuando usa este audífono Pepe?

Pepe: -No, no lo uso

Ana: (haciendo un esfuerzo para hacerse entender) Bueno, Pepe, pero cuando lo compró?

Pepe: - Este audífono no lo puedo usar.


Ana desistió. Pero en un momento la oí que le decía:


- Ud no me oye Pepe, le estoy gritando!

- Ud está gritando??!!

- Venga conmigo Pepe... Y lo invitó a pasar a la cabina para hacerle una audiometría. Entonces él dijo:

- Una audiometría me va a haceeer??

- Si

- UUUUHHHHHH!!!!


Por un rato no oí nada, pero me conto Ana, que cuando terminó de hacerle la logoaudiometría que es una prueba que consiste en repetir listas de palabras a distintas intensidades, Pepe, sin tener en cuenta que Ana lo oía por sus auriculares, dijo:

- Que hija de puta!!!

Le habrán parecido muchas las palabras? muy difíciles? Nunca lo sabremos.

Al salir de la cabina le preguntó a Ana:

- Y?

- Y... está peor.

- Peor que qué??


La tuvo como una hora. Y ya es la tercera vez que va pretendiendo cambiar los audífonos sin decidir nada.

Tampoco decidió esta vez

4 comentarios:

Malen dijo...

Pobre Ana!! Juaaaaaaaaaaaa! Por lo menos no sos la unica, se pueden acompaniar entre las dos. Y ella tiene una Maria o Catherine como vos? Besotes

tolenti dijo...

No Malen, claro que no soy la unica! Forme un equipo justamente para compartir sin volverme loca. Y claro, hay Marías y Catherines también para todas, por partes iguales.
A Ana todos le llevan regalos porque es muy amorosa con los pacientes. Es de tu generación, además, no de la mía.

Morkelik dijo...

un maleducado. Ana una divina, como vos. se merecen miles de regalos!

PaolaAndrea dijo...

Me encanta este blog! Adelante con el porfi!